Locura de lectura

Locura de lectura

Nace Locura de Lectura. Un blog creado y dedicado por y para los libros. Libros de poesía, libros de humor, libros de amor, libros de historia, libros de arte, libros de fantasía, libros de noche, libros de día, libros, libros y más libros. En Locura de Lectura encontrarás noticias, novedades, clásicos, de bolsillo, recomendados y mucho más. Gracias por estar ahí.

viernes, 20 de mayo de 2022

ROJO CEREZA de Gema Badajoz



Y aquí os dejo el primer capítulo de ROJO CEREZA. Un libro aún sin publicar del que voy a ir colgando capítulos periódicamente. Espero que os guste:

CAPITULO 1

    Cuando echo la vista atrás siempre me vienen a la mente las mismas imágenes. Recuerdos. La memoria de la que tanto hacemos uso, y la que en los peores momentos nos juega malas pasadas, es la que últimamente no se va de mi cabeza. No sé si será porque con el paso de los años tememos olvidarla e involuntariamente la traemos a nosotros una y otra vez, o que afortunadamente no quiere abandonarnos. El caso es que ella solita me trae el recuerdo de mi niñez, de amigos del colegio, de profesores, de tardes de lluvia mirando a través de los cristales, de veranos quemados por el sol, de muchos buenos momentos e incluso de los no tan buenos. Y es que, aunque lejana, la niñez es parte de ti, de uno mismo, la llevas contigo de por vida, cuelga de tu mano y no te abandona jamás. No dejes que nunca lo haga, llévala siempre contigo. Tengo suerte porque tuve una infancia feliz y no todo el mundo puede decir lo mismo.  Es una pena, pero es así. Dicen que la imagen es el reflejo del alma, y yo digo que es verdad, pero además me atrevo a decir, que la niñez también lo es.

Me he mudado de casa en tres ocasiones, una cuando mis padres se trasladaron a otra más grande, la segunda cuando me independicé y la tercera es en la que vivo ahora. Un bonito chalet en la sierra rodeado de fresnos, montaña y vegetación a raudales. ¿Y cuál es la casa que aparece en todos mis sueños? Siempre la misma. La casa que me vio crecer, la que a pesar de los años sigue estando ahí contra viento y marea, pero que yo la recuerdo más lejana y pequeña cada vez. Es la casa desde la que iba al colegio cada mañana, en la que reí y peleé con mis hermanos, en la que lloré lo indecible cuando las cosas no salían bien, en la que aprendí a leer y a escribir, es la casa en la que los Reyes Magos olvidaron dejar aquellos preciosos patines en mis zapatos durante las Navidades del 82, (lo sé, año de Naranjito y sus Mundiales), pero en la que al año siguiente se cuidaron muy mucho de dejar la bicicleta azul. La casa que supo de mis llegadas después de una noche de fiesta, la que me vio soñar con los ojos abiertos y la que por contrapartida me vio llorar cuando aquellos sueños no eran como los había imaginado. Por supuesto es la casa que ha visto aprobados y buenas notas, pero que después se convirtieron en no tan buenas, de hecho pasaron de buenas a nefastas. La que me vio estudiar o hacer que estudiaba, y la que me vio dormir encima del libro de Historia del Arte. Esa es mi casa, la casa de toda una vida, la que siempre se apodera de mí, de mis sueños y la que por muchos años que pasen siempre se adueñará de lo que un día fue suyo. Quién sabe, quizá ahora también lo sea y yo no lo sepa.

Y hasta aquí el primer capítulo de Rojo Cereza. ¿Recordáis vuestra niñez? Seguro que sí...

Besos y feliz viernes

martes, 10 de mayo de 2022

El vals lento de las tortugas

(Opinión personal) Muy buenas tardes desde locura de lectura. "No por mucho reseñar, amanece más temprano" Juego de palabras para explicar que aunque no reseñe mucho últimamente, no es porque no lea, sino porque no me da la vida. Frase muy de moda en los tiempos que corren. Porque ya os adelanto que sigo aquí, a pie de cañón y por mucho tiempo! 

Corría el mes de marzo de hace exactamente once años, cuando descubrí Los ojos amarillos de los cocodrilos, lectura que me gustó tanto que me prometí seguir con su segunda parte. Y heme aquí, más de una década después, reseñando El vals lento de las tortugas. Dicen por ahí que lo prometido es deuda, y yo cumplo con la mía.

Siendo esta segunda parte más facilona que su antecesora, El vals lento de las tortugas ha sido todo un soplo de aire fresco. Y es que llevo tiempo anclada en lecturas que sin terminar de llegarme a convencer, han hecho desconectarme un poco de esa necesidad de escribir tan obligatoria en mí nada más terminar una historia. Necesitaba un relato como este para volver a sumergirme en una narración fresca y sencilla de la que poder disfrutar en todo momento. Misión cumplida.

Lo más curioso de todo es que personajes que creía olvidados han vuelto. Joséphine, Iris, Henrriette, Hortense, Zoé, Shirley... Cómo es posible que con solo leer sus nombres me acuerde de todos ellos y de sus formas de ser once años después! Pues porque me calaron hace tanto tiempo, que a pesar de los años, vuelven a mí como si nunca se hubieran ido. Divertidos, ocurrentes, descarados, muy bien definidos y cargados de matices, todos ellos destacan por igual. Gente con problemas, gente normal, gente actual, gente que sufre y llora, gente que vive, gente que busca la felicidad como todo ser vivo y gente que ríe y se entusiasma con la vida. Porque la felicidad no es eterna ni dura por siempre jamás. La felicidad son momentos que hay que saborear y acordarse de ellos cuando por el contrario, llega la adversidad. Historias entrelazadas, amenas y dinámicas en las que perderte una y otra vez. 

Una historia cargada de mensajes optimistas que tanto hacen falta hoy en día! Y para no demorar la reseña de Las ardillas de Central Park están tristes los lunes, hoy mismo me propongo comenzar con la tercera y última parte de esta entretenida trilogía de la novelista francesa Katherine Pancol, que tantos buenos momentos me ha hecho pasar.

¿Quién dijo que las segundas partes nunca fueron buenas? Eso sí, imprescindible leer a los cocodrilos antes. Besos y feliz martes!!!

Cocodrilos, tortugas y ardillas. Hay que leerlos en este orden. 


SINOPSIS
Este libro es como una borrasca en medio de la vida. El beso abrasador de aquel al que nunca debimos besar. Un abrazo que es refugio o muerte. Un hombre inquietante pero encantador. Una mujer que tiembla y espera ardientemente. Un hombre que miente. Una mujer que cree dirigir el baile pero que ha perdido el paso. Dos adolescentes más enterados que los mayores. Un hombre que juega a resucitar. Un padre allá arriba, entre las estrellas, musitando al oído de su hija. Un perro tan feo que nos apartamos de su lado… Personajes que avanzan tercamente. Como pequeñas tortugas obstinadas. Que aprenden a bailar lentamente, lentamente. En un mundo demasiado rápido, demasiado violento.

sábado, 22 de enero de 2022

La tienda de la felicidad

 

(Opinión personal) Buenas tardes desde locura de lectura. Divertido y original, La tienda de la felicidad, ha sido todo un soplo de aire fresco. Apenas un par de horas he necesitado para devorar de principio a fin esta peculiar historia epistolar.

Carmelo Durán, un tipo asocial de lo más casero y verborreico, al que le apasionan las compras online, y quien disfruta del más ácido sentido del humor, mantiene correspondencia vía mail con  algunos internautas.  No es de esperar que con la descripción que le acabo de hacer, sus conversaciones sean de lo más insólitas y variopintas. Sorprendentes situaciones que en ocasiones tienen lugar a través de las redes... Y es que vivimos en un mundo tecnológico que no hemos elegido, pero en el que nos ha tocado vivir, y como tal, hacemos acopio de él, y de qué manera. Pero qué pasa cuando con quien conectamos nos da más de lo que remotamente habíamos pensado. Quién nos iba a decir que la conexión que puedes establecer con un desconocido fuera a ser tan palpable como real, y todo ello sin salir de casa. Personas que se esconden tras una comunidad de vecinos, de adquisiciones no deseadas, de compras erróneas y desacertadas, de lazos familiares, de placenteras relaciones amorosas y de una madre... y esta última es para reflexionar y muy mucho. De hecho, de todas las distintas situaciones que a lo largo de toda la historia se dan, las conversaciones con su propia madre son, las que por encima de todas, me llevan a recapacitar. Y es que dan que pensar y de qué manera. Cómo es posible que evadamos conversaciones en el mundo de los vivos, pero que tengamos la necesidad de llevarlas a cabo en el mundo de los muertos? Aprovechemos lo que tenemos, disfrutemos del momento, de los nuestros y de esa felicidad moderada o no, que en ocasiones nos depara el destino. Porque la vida es una fiesta y como tal, hemos de vivirla al máximo. ¿No crees?

Singular, a la par de novedosa, y cargada de sarcasmo e ironía, La tienda de la felicidad mantiene una sonrisa constante en el lector, así como espontáneas carcajadas. 

Y así, sin más, terminamos el mes de Enero. Deseando saber las lecturas que me depararán el mes de Febrero. Y hasta aquí mi recomendación de hoy.

Besos y feliz fin de semana...

SINOPSIS
Carmelo Durán necesita pocas cosas en la vida: un ordenador con internet, un supermercado online donde comprar comida en cantidad y unos cuantos interlocutores cibernéticos con los que discutir. Pero todo cambia cuando un error en un pedido le pone en contacto con Mari Carmen, la encargada de atención al cliente del súper. La tienda de la felicidad es una novela epistolar, escrita en forma de mensajes de correo, con un protagonista inolvidable, mezcla quijotesca del Ignatius de La conjura de los necios y la Helene de 84, Charing Cross Road. Una historia de personas reales, con sus peripecias diarias, que se ganará un hueco en el corazón de los lectores.

sábado, 1 de enero de 2022

Los Vencejos

¡FELIZ AÑO NUEVO! 
Un año que espero venga cargadito de salud y alegrías. 
¡Que nunca falte un sueño por el que luchar!
2022 CONFIO EN TI!!! 

(Opinión personal) Y mi primer día del año lo comienzo escribiendo la reseña de Los Vencejos. Un libro que comencé hace unos meses y que por fin hoy he tenido el placer de terminar. Novela de alto valor intimista, de prosa exquisita, con un innegable dominio del lenguaje y extraordinario conocimiento del ser humano. Irónica, introspectiva y reflexiva, amarga, irreverente en ocasiones, ácida y divertidísima al tiempo, y aparentemente pesimista, resulta no ser otra cosa que una extraordinaria celebración de la vida. Literatura en estado puro.

Toni, protagonista e inolvidable personaje, tira de memoria para exponer públicamente toda una vida. Pasajes de juventud, recuerdos familiares, de la niñez, anhelos, odios y traumas, suceden una y otra vez a lo largo de sus 700 páginas. Una crónica narrada en primera persona que cargada de sinceridad encierra verdades como puños. No deja títere con cabeza en cuanto a la ineficacia política, reforma educacional y circo mediático en el que se han convertido los medios de comunicación. Las charlas y conversaciones con los personajes secundarios, destacando las que tiene con su amigo Patachula, son de lo mejor de la historia. Tratados con sarcasmo e ironía, todos sus diálogos revelan la cruda realidad del ser humano. Políticamente incorrecta.

Y aunque ha sido una novela perfecta para desconectar, se me antoja repetitiva, cuanto menos. Una vez más, sentimientos encontrados en una historia que da sentido a la vida, pero que a su vez, y no sé si debido a la combinación del humor y a esa constante visión trágica que se respira desde la primera página, se me hace larga y obsesiva.

Sea como que fuere, guste más o menos, lo que es claro es que Aramburu es un maestro en el dominio del lenguaje. Y esto sí que es incuestionable.

Y hasta aquí mi primera reseña del 2022. 

Feliz Entrada de Año!!!

SINOPSIS

Toni, un profesor de instituto enfadado con el mundo, decide poner fin a su vida. Meticuloso y sereno, tiene elegida la fecha: dentro de un año. Hasta entonces cada noche redactará, en el piso que comparte con su perra Pepa y una biblioteca de la que se va desprendiendo, una crónica personal, dura y descreída, pero no menos tierna y humorística. Con ella espera descubrir las razones de su radical decisión, desvelar hasta la última partícula de su intimidad, contar su pasado y los muchos asuntos cotidianos de una España políticamente convulsa. Aparecerán, diseccionados con implacable bisturí, sus padres, un hermano al que no soporta, su exmujer Amalia, de la que no logra desconectarse, y su problemático hijo Nikita; pero también su cáustico amigo Patachula. Y una inesperada Águeda. Y en la sucesión de episodios amorosos y familiares de esta adictiva constelación humana, Toni, hombre desorientado empeñado en hacer recuento de sus ruinas, insufla, paradójicamente, una inolvidable lección de vida.

domingo, 28 de noviembre de 2021

Mi pequeño homenaje a Almudena Grandes.- El lector de Julio Verne

Día triste para la literatura. Hoy nos deja la escritora madrileña Almudena Grandes. Cuantas veces la visité en la Feria del Libro de Madrid. Firmas y confidencias a través de sus letras, algo que ya nunca volverá a pasar. D.E.P.


(Opinión Personal) Qué mejor día gris, de lluvia y viento para traeros la reseña de El lector de Julio Verne. Y digo gris porque la historia que hoy os traigo narra la época más negra, triste y desoladora de éste país. Una historia cargada de recuerdos de una infancia, en la que Nino, un niño de 9 años nos cuenta sus vivencias en un pueblo de Jaén en la posguerra de 1947. Nino, es hijo de guardia civil, y por suerte o desgracia vive en la casa cuartel junto con sus padres y sus dos hermanas.

Con un fiel reflejo de aquellos años, Nino no solo pierde la inocencia a marchas forzadas y sufre los desastres posteriores a una guerra, sino que descubre un mundo completamente ajeno a su realidad, y esto sucede con la llegada al pueblo de Pepe el Portugués, un hombre solitario que se instala en un viejo molino y quien le marcará de por vida.

La llegada de doña Elena, una retirada profesora republicana, será punto clave para culminar con el aprendizaje de Nino, quien a su tan corta edad ha vivido las desgracias de los dos bandos contrarios instalados en España. Gracias a doña Elena, Nino no sólo aprenderá inglés, francés, mecanografía y taquigrafía, sino que además descubrirá los clásicos de Julio Verne, Galdós, Cervantes y muchos más que le marcarán para siempre y que nunca podrá olvidar.

Cargada de relatos realmente desgarradores, El lector de Julio Verne sorprende por esa crónica de una trágica España en la que las gentes estaban obligadas a sufrir pérdidas de hijos, padres, hermanos, maridos... pero todo ello visto a través de los ojos de la inocencia, la que como ya he comentado, Nino se ve obligado a perder.

De todas formas y aunque la novela está escrita con una prosa magistral, se ve como la autora descarga todas sus creencias políticas a través de Nino, doña Elena y Pepe el Portugués entre otros, lo que convierte a los malos en muy malos, y a los buenos en muy buenos.

Con todo ello, El lector de Julio Verne es una novela desgarradora de una escritora con una gran técnica narrativa y con un protagonista difícil de olvidar. Muy recomendable.

El lector de Julio Verne pertenece al segundo volumen de Episodios de una Guerra Interminable, siendo Inés y la Alegría la novela con la que se abre esta serie.

Besos y que paséis buen Domingo.

SINOPSIS:
Nino, hijo de guardia civil, tiene nueve años, vive en la casa cuartel de un pueblo de la Sierra Sur de Jaén, y nunca podrá olvidar el verano de 1947. Pepe el Portugués, el forastero misterioso, fascinante, que acaba de instalarse en un molino apartado, se convierte en su amigo y su modelo, el hombre en el que le gustaría convertirse alguna vez. Mientras pasan juntos las tardes a la orilla del río, Nino se jurará a sí mismo que nunca será guardia civil como su padre, y comenzará a recibir clases de mecanografía en el cortijo de las Rubias, donde una familia de mujeres solas, viudas y huérfanas, resiste en la frontera entre el monte y el llano. Mientras descubre un mundo nuevo gracias a las novelas de aventuras que le convertirán en otra persona, Nino comprende una verdad que nadie había querido contarle. En la Sierra Sur se está librando una guerra, pero los enemigos de su padre no son los suyos. Tras ese verano, empezará a mirar con otros ojos a los guerrilleros liderados por Cencerro, y a entender por qué su padre quiere que aprenda mecanografía.

miércoles, 29 de septiembre de 2021

La pequeña librería de Stefan Zweig

(Opinión personal) Muy buenas tardes desde locura de lectura. Lo tengo claro, todo lo relacionado con el Sr Zweig, lo haya escrito él o no, me fascina. Así de sencillo, así de rotundo. Por supuesto, si viene de su puño y letra mejor que mejor. Como en este caso no ha podido ser así, el que su nombre apareciera en una portada de una novela no escrita por él, me llamó mucho la atención, por lo que hace un par de días me embauqué en La pequeña librería de Stefan Zweig, y he de decir que me ha cautivado. 

Francisco Uría nos regala un relato corto, sencillo y conciso de lo que aconteció en Vigo en el verano del 36, recién iniciada la Guerra Civil Española.

Una librería convertida en refugio es el escenario para un librero y un escritor que casualmente inician una de las más interesantes conversaciones acerca de lo absurdo de una guerra, así como de sus prohibiciones. Original a la par de atrayente, Ramón y Stefan se convierten en camaradas por tan solo un par de horas, suficiente para que ambos se recuerden el resto de sus vidas. Apasionante su charla, así como la historia que muchos años después Ramón le relata a su familia. Una encantadora sobremesa cargada de emotividad, recuerdo, pasado, pero por encima de todo, de anhelo. Anhelo por los que ya no están. Unos queriendo, otros sin querer, pero a fin de cuentas y en ambos casos, para no volver. Tres generaciones alrededor de una mesa se convierten en cómplices de la historia de un pasado. 

El paso de Stefan Zweig por España, por Vigo concretamente, se refleja en su último libro "El mundo de ayer", relato autobiográfico escrito tiempo antes de su suicidio y publicado a título póstumo. Interesante la carta que el protagonista de La pequeña librería de Stefan Zweig recibe muchos años después de esta publicación. 

— Si le digo la verdad, hubiéramos preferido no hacer escala en España. Entiéndame bien, no tengo nada en contra de su país, ni contra los españoles. De hecho, tengo una gran simpatía por ustedes, por su literatura, por su historia, por su lengua... pero ahora, con esta guerra, estas ideas...

— Franco y los demás generales.

— Los generales, sí. Sé que son aliados de los nazis y de los fascistas italianos. Y Vigo es ahora, ¿Cómo lo llaman ustedes? "Territorio nacional". 

— Territorio nacional, sí. Aquí mandan los "nacionales"

— ¿Pero es que "los otros" no son nacionales?
           Texto extraído de La pequeña librería del Stefan Zweig

Y hasta aquí mi recomendación de hoy. No dejes de leerla. Te va a gustar.

Besos y feliz tarde...


SINOPSIS

En el verano de 1936, el barco que llevaba al gran escritor Stefan Zweig rumbo a América hizo escala en el puerto de Vigo. Con los dramáticos ecos de la Guerra Civil resonando en el ambiente, el celebrado autor de "El mundo de ayer" paseó por las calles de la urbe gallega entrando en contacto con una realidad no muy distante de los totalitarismos que le habían forzado a abandonar, desencantado, su amada Europa. En el curso de ese paseo, Zweig se detendrá ante el escaparate de una pequeña librería y conocerá a su propietario, Ramón, un hombre que, como él, es consciente del inmenso tesoro que supone la literatura. Ese encuentro será el germen de una fugaz pero valiosa amistad, cuyo legado se extenderá en el tiempo mucho más de lo inicialmente previsto.

jueves, 26 de agosto de 2021

El palacio de papel

(Opinión personal) Nada como leer una historia antes que nadie. Sumergirme en una lectura antes de su publicación, francamente, me encanta. Fecha de publicación: Septiembre 2021. Así que ya queda poco para que puedas hacerte con ella.

¿Nunca te ha pasado al comenzar una lectura que tu propia voz pasa a ser una voz en off? Como si fueras la protagonista de la historia, como si supieras lo que va a ocurrir de principio a fin. De hecho, esa es la razón por la que pasas a ser la narradora. Pues a mí me pasa, pero a las dos páginas de comenzar la historia, esta impresión pasa a la fase olvido. Con El palacio de papel no puedo decir lo mismo, me he sentido tan cronista como Elle, la protagonista de esta narración que no me ha dejado indiferente.

Con una sinopsis cargadita de detalles, no hay cabida para una opinión pormenorizada. Por ello, no voy a ser yo quien desvele ni uno solo de los misterios que se ocultan tan esos macabros secretos tan llenos de culpabilidad. 

Repleta de saltos en el tiempo y a caballo entre una cruda infancia y la innegable actualidad, Elle, protagonista absoluta de esta historia, se debate entre lo que podría haber sido y no fue. ¿Qué hubiera pasado si los hechos no se hubieran desarrollado como realmente ocurrieron? ¿Pudo ella haber cambiado su futuro tan lleno de incertidumbre? ¿Por qué tantas dudas si tiene unos hijos maravillosos y está felizmente casada con Peter?

Y es que el amor es ciego, esto es seguro. Pero también es auténtico, franco y sobre todo real, demasiado real como para ocultarlo bajo una absurda coraza. Criada bajo la tutela de unos padres infieles quienes a lo largo de sus vidas tuvieron distintas parejas, quienes a su vez fueron educados bajo las garras de una absurda apariencia económica, y en resumidas cuentas, todos ellos supervivientes en un mundo en el que la lealtad no tiene valor, no es de extrañar que las inseguridades de sus actos les asalten una y otra vez. Y más concretamente a Elle, quien vive atormentada por algo que sucedió en un pasado y que no es capaz de superar.

No me gustaría cerrar esta reseña, sin destacar el paisaje y la naturaleza como coprotagonista de esta durísima historia. Bellísimas y detalladas descripciones que cargadas de vegetación se contraponen a los problemas del ser humano en el primer mundo.

"Dejo caer el albornoz al suelo y me quedo desnuda junto al agua. En la orilla opuesta, detrás de la línea de pinos y robles arbustivos, el océano está furioso, ruge. Debe de transportar en su vientre una tormenta procedente de algún punto. Pero aquí, a orillas del estanque, el aire es callado como la miel. Espero, miro, escucho... el chirrido, el zumbido de pequeños insectos  un viento que agita los árboles con demasiada suavidad. Luego me meto en el agua hasta las rodillas y me sumerjo de cabeza en el agua helada. Nado hacia lo más hondo, más allá de los nenúfares, impulsada por la euforia, la libertad y la descarga adrenalínica de un pánico sin nombre... Texto extraído de El palacio de papel

Y hasta aquí mi reseña de hoy. Besos y feliz jueves!!!


SINOPSIS

¿Se olvida alguna vez el primer amor? Décadas de secretos y mentiras han conducido a Elle al día de hoy. Tiene 24 horas para tomar la decisión que cambiaría su vida para siempre. Antes de que nadie se despierte, en una perfecta mañana de agosto, Elle se dirige a nadar en el espléndido estanque del Palacio de Papel, la casa en los bosques de Cape Cod donde su familia ha pasado los veranos durante generaciones. Desde el porche, Elle aún puede ver la mesa sin recoger de la cena; copas de vino vacías, cera de velas en el mantel, ecos de las risas de sus familiares y conocidos. Pero esta mañana es diferente: la noche anterior Elle y su mejor amigo de la infancia, Jonas, se escabulleron para tener un apasionado encuentro contra la pared exterior de la casa mientras sus parejas charlaban en el interior.

Décadas de recuerdos, secretos y mentiras han conducido a Elle hasta este día. Ahora, durante las siguientes veinticuatro horas, tendrá que elegir entre la vida que ha construido con su maravilloso marido, Peter, y la que imaginó con su primer amor, Jonas, si un trágico suceso no lo hubiera cambiado todo para siempre.

domingo, 8 de agosto de 2021

Tándem

(Opinión personal) Redescubrir la felicidad, es lo que en resumidas cuentas reza la sinopsis de Tándem, Premio Josep Pla 2021. Un compendio de apenas 160 páginas en el que las zonas de confort y rutinas de sus personajes se instalan en la propia piel del lector. Es por ello que cualquier soplo de aire fresco, por pequeño que sea, sea vital para sobrevivir a una vida anodina y carente de sentido.

Compartiendo protagonismo a partes iguales, Armand y Elena se conocen en la madurez. Vidas distintas a la par de aburridas. Converger en un mismo camino, sin importar la edad que se tenga, y dejarse llevar por lo que la vida nos depara, es el mejor de los regalos que nos podemos hacer. Y es que, eso de no pensar tanto y actuar más, es algo que deberíamos llevar a cabo más a menudo.  Al menos eso es lo que pienso yo. Sobre todo después de leer Tándem, una novela intimista donde se muestra una y otra vez que el paso por la vida es tan corto como extraordinario. Instalarnos en nuestras rutinas a modo de conformismo es tan contraproducente como desdichado. Y eso es exactamente lo que les ocurre a los personajes de esta pequeña historia cargada de  rotundas verdades. 

Un relato sencillo, bien escrito y con una entrañable historia, pero que en ocasiones se me antoja falto de detalles, y más concretamente de sentimientos. Me hubiera gustado que su autora hubiera profundizado en cada una de las vidas de sus protagonistas. Si bien es cierto que esa ausencia de detalles son la losa que inunda las vidas de Armand y Elena. La falta de diálogo, de silencios, de conformismo y resignación, y en definitiva falta de vida, son el ápice justo para consolidar la más monótona de las relaciones. 

"Nos mirábamos, nos abrazábamos, nos besábamos. Yo exploraba su placer y ella me lo devolvía multiplicado. No necesitaba nada más, y creo que ella tampoco. Me encantaba aquella manera que teníamos de comportarnos, pues con anterioridad, cuando había intentado conocer a otras mujeres, siempre había tenido que soportar un interrogatorio inacabable y, después, unas larguísimas confidencias" 
Texto extraído de Tándem


Y hasta aquí mi reseña de hoy. Besos y feliz Domingo...


SINOPSIS

Desde el momento en que se conocen, Elena y Armand desearán liberarse de todo lo que los atrapa y recuperar la alegría que solo somos capaces de sentir cuando experimentamos el momento presente. En el proceso, se darán cuenta de que tienen derecho a cambiar y a ver el mundo de manera distinta a como lo han visto durante años, a quererse a sí mismos y a concederse la libertad de vivir con plenitud. 

Tándem es una historia sobre la felicidad, no la que nos promete un viaje maravilloso, ni la que sentimos al escuchar «te quiero», sino la que nos anima a pedalear acompañados y a disfrutar del paisaje.

miércoles, 5 de mayo de 2021

Cierra todas las puertas

(Opinión personal) Muy buenas tardes desde locura de lectura. Adictiva, gótica y paranoica es mi última lectura y la que hoy os traigo. Un thriller que me ha mantenido en vilo desde la primera hasta su última página. Y no es para menos...

La historia se desarrolla en Manhattan, principal escenario de la novela, y más concretamente en el Bartholomew, edificio emblemático y representativo con vistas a Central Park. Lujoso, fastuoso y opulento, es el apartamento ideal para cualquiera que aprecie el arte, la arquitectura y siglos de historia. Jules, que siempre ha querido vivir en él, y que ha sido uno de los edificios con el que ella y su hermana han soñado vivir desde su infancia, no puede negarse a aceptar el curioso contrato que casualmente un buen día le ofrecen.

Intriga, suspense y terror son la la combinación perfecta para una narrativa repleta de altibajos y giros argumentales. 

¿Cómo es posible que un edificio como el Bartholomew, disponga no de uno, sino de cuatro o cinco apartamentos libres para su cuidado? Apartamentos que no deben estar vacíos porque de todos es sabido que las casas cerradas se estropean, y es por ello que deben permanecer ocupadas, así como debidamente cuidadas. ¿Y si te dijera que te pagan por vivir allí, aunque para ello tengas que firmar un contrato cargado de absurdas normas? Jules, Ingrid, Dylan y muchos más no pudieron resistirse y aceptaron el trato. Escalofriante lo que se oculta tras sus paredes, así como estremecedor lo que puede llegar a ocurrirte. 

Un final no apto para cardiacos. Y tú, ¿te atreverías a vivir allí?  

Y hasta aquí mi recomendación de la semana. Besos y feliz día...

Bartholomew vs edificio Dakota, Manhattan (New York)

SINOPSIS

Cuidar de un lujoso apartamento en el barrio más exclusivo de Manhattan parece un trabajo ideal para Jules Larsen, especialmente ahora que acaba de quedarse sin novio, sin casa y sin trabajo. Así que, a pesar de las peculiares normas que le han impuesto, se muda a su nuevo apartamento sin dudarlo. Cuando extraños sucesos empiezan a ocurrir, Jules piensa que son imaginaciones suyas. Sin embargo, poco a poco será innegable que tras la fachada de este magnífico edificio y de los amables vecinos que viven en él se esconden muchos secretos. Y será Jules la única que esté ahí para desentrañarlos.

miércoles, 28 de abril de 2021

La carne

(Opinión personal) Muy buenas tardes desde locura de lectura. Acomplejada, desengañada y sola se muestra la protagonista de esta historia, que si bien no me ha encantado, tampoco me ha llegado a disgustar. Rosa Montero nos habla del paso del tiempo, de los infortunios que la vejez nos tiene preparados, del miedo a mostrarse desnudo a según qué edad y del sexo, pero de lo que sobre todo nos habla, es del amor. Y es que los estragos de la edad en el cuerpo son tan inevitables como previsibles. Y esto lo sabe muy bien Soledad, protagonista de una historia, que como la vida misma, sucede en una atmósfera cargada de contrastes. No es de extrañar que las vicisitudes a las que su protagonista se enfrenta, a sus ya sesenta años cumplidos, sean más que lógicas y totalmente razonables. 

Las historias de escritores reales que a lo largo de toda la novela  se entrelazan y comparan con los pensamientos de la protagonista, en según qué situaciones, me han resultado de lo más interesantes. Y a pesar de las muchas alusiones a estos escritores, historias excéntricas pero completamente reales a excepción de una ficticia, el que converjan entre sí sin llegar a desconectar ni un momento del relato son dignas de admirar. Mención especial merecen las breves intervenciones de la propia Rosa Montero en la trama. Divertidas a la par de oportunas. 

Un libro que he devorado en apenas unas horas, pero que me ha sabido a poco. Una lástima que la autora no haya profundizado más en personajes secundarios, me ha faltado un poco de trama adicional a la historia principal. De ahí que no haya terminado de encajar ni con sus personajes, ni sus personalidades, y mucho menos con sus actuaciones. El resultado ha sido una historia entretenida pero completamente prescindible.

Si tuviera que reseñar esta novela en una sola frase sería "Una mujer enamorada del amor", y si pudiera alargar esa frase hasta convertirla en párrafo sería "Una mujer enamorada del amor, egocéntrica y carente de dignidad, que aparentemente lo tiene todo pero que en realidad le falta lo principal, quererse así misma".

Es la primera vez que termino un libro y me encuentro con una nota del autor dirigida al lector. Una nota en la que su propia autora nos pide un favor. Y yo que soy muy obediente voy a cumplirlo a rajatabla:

Querido lector, quisiera pedirte un favor. Y consiste en que guardes silencio. La tensión narrativa de esta novela se centra en... Shhhhh y hasta aquí puedo leer

Besos y feliz miércoles...

SINOPSIS

Una noche de ópera, Soledad contrata a un gigoló para que la acompañe a la función y así poder dar celos a un examante. Pero un suceso violento e imprevisto lo complica todo y marca el inicio de una relación inquietante, volcánica y tal vez peligrosa. Ella tiene sesenta años; el gigoló, treinta y dos. Desde el humor, pero también desde la rabia y la desesperación de quien se rebela contra los estragos del tiempo, el relato de la vida de Soledad se entreteje con las historias de los escritores malditos de la exposición que está organizando para la Biblioteca Nacional. La carne es una novela audaz y sorprendente, la más libre y personal de las que ha escrito Rosa Montero.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...